La decisiva reunión que tuvo Martín Lasarte con Johnny Herrera y José Rojas

Silencio absoluto. En el Centro Deportivo Azul, después de la derrota del martes ante Audax Italiano, nadie le sacaba una sonrisa a los jugadores de Universidad de Chile en su vuelta a los entrenamientos. Ni siquiera los aviones F16, que sobrevolaron el reducto de La Cisterna, de cara al desfile que celebra las glorias del ejército, llamaron la atención de un plantel golpeado.

La U no sale del pozo y los resultados comienzan a hundir a Martín Lasarte. La derrota ante los itálicos dejó con un incierto futuro al DT, que comienza a perder el crédito ante la dirigencia de Azul Azul.

“El nivel del equipo no es el esperado, eso está claro. Se irá evaluando partido a partido, aunque la idea es que siga hasta fin de año”, señaló un alto directivo, reconociendo la preocupación.

Sin embargo, se asume que una derrota ante Cobresal, el próximo miércoles en el Estadio Nacional, podría apurar su desvinculación. El ambiente sería insostenible, aunque Machete aseguró que no se moverá, por su voluntad, hasta diciembre.

Este jueves, en la práctica vespertina, el uruguayo comenzó a agotar sus últimos recursos. Tal como lo hizo en su peor momento al mando de Universidad Católica, durante la disputa del Clausura 2013, recurrió a los referentes para levantar a un equipo que parece ir en caída libre. Johnny Herrera, José Rojas, Osvaldo González y Gustavo Lorenzetti, conversaron con Machete y su ayudante, Rodolfo Neme, por cerca de 60 minutos. La práctica estuvo a cargo del preparador físico Marcelo Tulbovitz.

En la conversación, el DT les planteó su preocupación por la crisis futbolística. Pidió opiniones y les aseguró que confía en que el equipo tiene las armas para salir del bajón que se arrastra desde enero. Distintas voces del plantel aseguran que no les complica que el equipo reciba tantos goles, siempre y cuando no se pierda la vocación ofensiva.

De paso, Machete les anunció que el régimen de entrenamiento para las fiestas patrias fue modificado. Si bien estaba presupuestado que los jugadores tuviesen libre el 18, finalmente entrenarán todos los días, a las 10 de la mañana, en el CDA.

Un año para el olvido

Veintitrés partidos en torneos nacionales este 2015 , 39 goles en contra y apenas 35 puntos en la canasta. Por el momento, esa es la triste marca que tiene a Universidad de Chile sumido en una crisis futbolística, tanto en juego como en números, a lo largo de este año. En el último Clausura, la U se quedó en el séptimo lugar. Misma posición que ocupa en el actual Apertura.

Un lugar inimaginable para una de las dos planillas más caras del fútbol chileno, que es casi idéntica a la que obtuvo el Torneo de Apertura 2014 y que además tuvo una participación negra en la Copa Libertadores 2015 al acumular solo 3 de los 18 puntos posibles. En el campeonato anterior, el rendimiento de los azules fue solo del 50,9%, y ahora es solamente del 50%.

Para peor, los estudiantiles siguen evidenciando graves problemas defensivos: con 12 goles en contra, ahora están entre los cinco conjuntos que más tantos le han encajado en el torneo.

Martín Lasarte busca la fórmula que le permita salir de la crisis. Sabe que el tiempo se le comienza a agotar y, en caso de no revertir la situación, podría estar viviendo sus últimas semanas de azul. Por ahora, su salida está cada vez más cerca.